Comunicación

comunicacion

La Comunicación

La revolución de Internet y su posterior desarrollo en los entorno web 2.0, 3.0 y 4.0 ha traído consigo un cambio en la forma en que nos comunicamos y ha pegado de lleno a la forma en que las empresas se comunican con sus grupos de interés. La aparición de nuevas plataformas junto a la democratización de Internet y el desarrollo de los dispositivos móviles y de las aplicaciones ofrece a la empresa tanto un gran abanico de oportunidades como muchas amenazas. Herramientas como blogs, redes sociales, webinars… ofrecen a la empresa nuevas formas de comunicar e informar así como de estar más cerca de sus clientes, con lo que si se gestionan de manera correcta, la empresa puede obtener grandes resultados.

En esta era, la comunicación empresarial se sustenta sobre dos pilares: la integridad y la proactividad. Para que la comunicación sea integral, la empresa a través de su departamento de marketing o comunicación, deberá de alinear los objetivos empresariales en primer lugar y los mensajes en segundo lugar, lo que provocará que la comunicación de la empresa con el mercado se gestione de forma interrelacionada y equilibrada. Todo lo que se comunique, tanto interna como externamente sobre la empresa, sus productos y servicios, sus tangibles e intangibles… tiene que ser coherente y estar interrelacionada, con el objetivo de alcanzar los objetivos principales de la empresa. Por otro lado, la empresa ha de gestionar toda la información y contenidos que tiene de forma proactiva, por medio de iniciativas de comunicación que busquen la promoción de sus productos, la interacción con los clientes o el aumento de su notoriedad de marca. Lo más eficiente para la empresa, es que todo esto quede registrado en su Plan de Marketing & Comunicación, donde se estudien y analicen las posibles acciones a realizar.

El uso de todas las plataformas existentes en la actualidad hace que la comunicación corporativa vaya hacia la doble espiralidad sustentado en un nuevo modelo donde la comunicación se genera tanto en el interior de la empresa como en el exterior de la misma. Este modelo, cuando la información se genera en el interior, la comunicación hace a la empresa funcionar de manera proactiva a través de un modelo de espiral que abarca a todos los empleados de la empresa hasta llegar al mercado (clientes, proveedores, socios…), definiendo el ámbito de actuación de cada persona y los objetivos a conseguir. Por otro lado, cuando la información se genera en el exterior en base a información creada por clientes, proveedores, socios u otros grupos de interés, la empresa cambia su posición y actúa de manera re activa, con lo que no se encuentra tan preparada para afrontar el reto que ello trae, tanto de aprovechar una oportunidad como para gestionar una crisis.

El objetivo por tanto es el de mantener una orientación comunicativa proactiva con información y contenidos generados por la empresa que serán emitidas o publicados en el mercado por medio de alguno o varios de los canales de comunicación existentes, tanto a nivel online como offline. A nivel online, entre todos los medios destacan entre los mismos: los blogs, las wikis, las webinar y las redes sociales.

Anuncios