Branding online

reputacion online

Reputación Online

A pesar de que la reputación offline y la reputación online van de la mano, el auge de Internet y el desarrollo del entorno web ha hecho que se tenga que poner especial atención sobre la presencia de la empresa en Internet. Quien no está en Internet no existe, es el lema que guía la práctica del branding del nuevo siglo. La mayor exposición de los usuarios a noticias, comentarios y desinformación en muchos casos, significa que la empresa puede verse inmersa en multitud de conversaciones, conversaciones que debe de identificar, controlar y actuar en caso de comentarios negativos.

La mayor diferencia entre el escenario informativo en Internet y en los medios tradicionales es que el usuario tiene el control y ser convierte en el centro de todas las acciones en la red, siendo un “influencer” que dialoga, manda mensajes e influye en la opinión de otras personas. La empresa tiene que identificar, escuchar y entender todas las interacciones posibles.

La reputación online va más allá del análisis de comentarios aislados de los usuarios en las redes sociales, sino que requiere un análisis e investigación utilizando herramientas de control y monitorización de contenidos. Para analizar la situación de la reputación online de una empresa es necesario realizar investigaciones exhaustivas mediante una retrospección en el tiempo de dos años para conocer el estado de la opinión pública (noticias, medios, redes, blog) sobre la empresa, sus productos y el sector en general.

Para realizar el análisis la empresa puede usar una metodología mixta basada tanto en aspectos cuantitativos  (técnica, presencia, alcance, etc) como cualitativos (tono del comentario, notoriedad de la marca, planificación de medios, lealtad del consumidor…), identificando comentarios, las características de los usuarios que opinan (tanto seguidores como detractores), embajadores de la marca y las plataformas donde hacen las opiniones. Tras la investigación se tiene que llevar a cabo una monitorización de la situación real de la reputación corporativa online.

Anuncios